La despedida, Milan Kundera (Tusquets)

«La gente suele mirar los cuadros sin ver lo que mira.»

«Tener un hijo significa manifestar que se está absolutamente de acuerdo con el hombre. Si tengo un hijo es como si dijera: He nacido, he experimentado la vida y he comprobado que es tan buena que merece ser vivida.»

«La desgracia consiste en que uno esté rodeado de idiotas.»

«Su belleza llenaba el escaso espacio del coche como un perfume fuerte.»

«–He vivido como si estuviera ciego. Como ciego. Hoy he comprendido por primera vez que existe la belleza. Y se me ha escapado.
Ella se le fundía con la música y los cuadros, con ese reino en el que nunca había prenetrado, se le fundía con los colores de los árboles a su alrededor y de pronto no vio en ella mensajes y significados (la imagen del fuego o la consunción), sino única y exclusivamente el éxtasis de la belleza misteriosamente despertada por el contacto de sus huellas, por el golpear de su voz.
–Haría cualquier cosa para conseguirla.»