Agnès, Catherine Pozzi (Periférica)

Solo tu harás de esa hora un momento extraordinario, pero ahora no estás. La hora sonará en las estrellas y hasta en lo más profundo del corazón. La hora pasa, y se abre en el espacio un lugar infinito, y pasa, y se pierde en el pasado.
¿Quién recoge esas horas que no han servido para nada? A veces pienso que en la otra parte del mundo hay un lugar donde se conservan, donde caen como si fueran agua pura, donde los muertos las beben para poder ser felices.
Todo ese amor que nadie recoge, ¿alguien sabe a dónde va? Yo en cambio te fuerzo a ser antes de tiempo, comprendes, te tengo ya. Cuando llegue la hora, cuando esté lista, con el vestido y el corazón.